La tradición de Halloween - Centro de Educación Infantil Dolores Ramos
21909
post-template-default,single,single-post,postid-21909,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-29.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive

La tradición de Halloween

El C.E.I. Dolores Ramos celebró por todo lo alto la fiesta de Halloween, una jornada que los niños/as estaban esperando con mucho entusiasmo. Durante varias semanas trabajamos para entender la tradición de esta fiesta popular y nos esforzamos por decorar el cole con telas de araña, zombies y todo tipo de elementos. El propio día de la fiesta nos vestimos de todo tipo de personajes terroríficos y nos divertimos con las actividades grupales que preparamos entre profesoras y personal del centro.

Es una fiesta que tanto las profesoras como los alumnos disfrutamos mucho pero ¿Por qué nos gusta tanto disfrazarnos en Infantil? Gracias a los disfraces podemos trabajar el juego simbólico en el aula. Este tipo de actividades nos ayuda a implementar en el aula acciones que fomenten la competencia lingüística y el pensamiento creativo.

Los niños/as aprenden experimentando, por lo que ponerse en el papel del otro ayuda al niño/a a trabajar las responsabilidades y la socialización. Aprenden siendo parte del aprendizaje y tomando un papel activo. El juego de rol además de trabajar la imaginación, permite crear vínculos afectivos entre el alumnado y trabajar los gustos de cada uno y la individualidad. En Infantil los niños/as están creando su personalidad a partir de las experiencias a las que están expuestos. Experimentar de primera mano con las profesiones por ejemplo les hará identificar cuáles son sus preferencias y gustos y les motivará a seguir investigando.

Crearán una base más sólida de su personalidad y de su realidad inmediata cuantas más oportunidades de explorar les brindemos. La etapa de Infantil es juego, es movimiento y entusiasmo, por lo que explorar con el juego simbólico potenciará la creación de nuestro auto concepto y nos ayuda a conocernos mejor, favoreciendo así el desarrollo personal y afectivo de los niños/as.
Durante las sesiones de role play los niños/as juegan a ser otras personas, de desinhiben y comienzan a expresarse libremente. Gracias a este tipo de juego, los profesores observamos el mundo interior de los niños y nos da la oportunidad de tener un conocimiento más exhaustivo de sus personalidades.